Describirse a uno mismo es una tarea difícil que a mí, personalmente, me hace sentirme algo tonto. Pero claro, tú te has empeñado en ponerme en esta tesitura al hacer click en la página, así que no tengo más remedio que contarte algo.

Tengo 22 años y he escrito dos obras de teatro –una de ellas representada con éxito ante 300 personas y ganadora del XIX certamen de teatro aficionado José María Rodero 2018– y una novela que estoy tratando de publicar desde hace un tiempo. Cuando no escribo –más bien durante la mayor parte del curso–, estudio Medicina tratando de no dejar de lado mi dimensión artística también en otras actividades como el doblaje, la locución y desde hace poco el dibujo.

Nota: normalmente no tengo el aspecto de esa foto, de hecho, casi siempre llevo gafas. Pero qué se le va a hacer, hay que aprovechar una en la que salgo bien.

Inquieto, divertido, apasionado. De niño quería ser inventor o payaso y me parece que he acabado por dedicarme un poco a ambas. Y ya paro que me siento absurdo, si te gusta lo que escribo, ¡compártelo!